Trabajen menos. Gasten más


Los japoneses tienen que trabajar menos y gastar más. Este es el veredicto del ministerio de Trabajo de Japón, después de saber que en 2015 se suicidaron más de 2.159 personas por causas relacionadas con el trabajo; 675 de ellas por cansancio.
Japón es un país de extrema presión laboral. Su legislación establece que las jornadas de trabajo no deben superar las 40 horas semanales, aunque permite que se trabajen horas extra siempre que haya un acuerdo previo. Algunas corporaciones reconocieron que sus empleados pueden llegar a trabajar más de 80 horas extras al mes.
Para combatir esta situación el gobierno propone el "Premium Friday" ("superviernes"), un proyecto que impulsa a los empleados japoneses a abandonar el trabajo a las tres de la tarde del último viernes de cada mes para salir a comprar ofertas o realizar viajes. Mientras el mundo sufre por la ausencia de trabajo, Japón se ve en la necesidad de limitarlo. Dios creó a los japoneses para sorprender al resto del mundo.


La Nación, domingo 26 de febrero de 2017.-

Comentarios

made atom dijo…
"Dios creó a los japoneses para sorprender al resto del mundo."

excelente, solargento, excelente.