Nadie fue a ver a Giovanni Mongiano

Dicen que en el teatro no puede existir el monólogo: siempre hay otra persona que está escuchando. Quizás el único monólogo verdadero sea el que protagonizó el actor italiano Giovanni Mongiano la semana pasada en Gallarate, un pueblo de Italia. "Maestro, no sabemos cómo decírselo, pero esta noche en el teatro no hay ni un sólo espectador", le comunicaron esa noche. Y él salió a actuar igual, frente a un teatro vacío.

Nadie se explica la ausencia del público. Mongiano es un actor bastante famoso y de la antigua escuela, una especie de Alfredo Alcón solemne y teatral (valga la redundancia) en sus declaraciones. "Fue un impulso irresistible, debía hacerlo. Un acto de amor pero también un gesto provocativo y simbólico" dijo a la prensa.


De todos modos, Mongiano ganó la partida. La noticia está recorriendo el mundo, su foto junto a una calavera se ha vuelto vitral y su gesto ganó millones de espectadores. Todos sospechamos que esta fue la mejor de las interpretaciones; siempre la mejor es aquella que nadie pudo ver.

La Nación, domingo 16 de abril de 2017.-

Comentarios