SOBRE LA POLICIALIZACIÓN DE LA VIDA COTIDIANA.


Como solución a cualquier problema se pide cada vez más policía; es el único laburo para el que el Estado tiene fondos. Tenemos tres fuerzas policiales –federal, municipal y gendarmería- andando por las mismas calles. De puro comedida, la población se va convirtiendo en cana sin uniforme.

Corrigiendo a Borges, algún día el mundo no será Tlön: será Yuta. 

Comentarios

Lu dijo…
No sé si esta entrada es un artículo de La Nación (tengo derecho a la duda) o del autor de este blog, pero de quien quiera que sea, me parece a mi, es MAGISTRAL. Comparto el pensamiento.
Uhhhh! Mejor me las tomo porque viene la yuta!
Marianodon dijo…
Era demasiado corta para una nota, asi que la mandé así, derecho viejo.
¡Gracias!