Dos de ancianos





1. Ancianos insomnes, guardianes de la tribu

A medida que envejecemos, perdemos el sueño. Un grupo de antropólogos estudió los hábitos del sueño de los hadza, una comunidad de cazadores y recolectores de Tanzania, para conocer los rastros del dormir en una comunidad ancestral. Descubrieron que allí también la duración del sueño cambia con la edad. Pero que esto no es un trastorno: el insomnio de los ancianos tiene una función social, orientada a la supervivencia humana.
“Los patrones de sueño cambian con la edad y esto podría haber sido una adaptación evolutiva que ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir de noche, al asegurar que una persona en la comunidad estuviera despierta en todo momento” dijo Alyssa Crittenden, una de las autoras del estudio y profesora adjunta de antropología en la Universidad de Nevada en Las Vegas.
“Podríamos estar ante otra razón por la que los abuelos fueron esenciales en la evolución humana”, agrega como corolario. No es una mala idea, esta de entender a la ancianidad desde su vieja función: la de estar ahí para cuidar y alertar.

2. Días de gloria del abuelo reggaetónero

El reggaetón es el hecho maldito de la música latinoamericana. Ya se apoderó del aire de la ciudad: es la banda de sonido de los colectivos, los trenes, y los negocios atendidos por jóvenes. Pero la Némesis del reggaetón es un jubilado español de 92 años llamado “Daddy” Melquiades, el protagonista de un videoclip en el que canta, explica y se burla de este ritmo y que ya superó las 100 millones de visitas en YouTube.
La fama del “abuelo reggaetón” despegó  cuando lo llamaron a protagonizar aquel video para un programa humorístico. Se trata de un tutorial donde Melquiades repasa los estereotipos de este ritmo portorriqueño: su sonido, sus letras, el autotune. Daddy canta desde un geriátrico, es acompañado un grupo de ancianas y su efecto cómico es desopilante.
El videoclip fue compartido por estrellas como Willy Colón, David Bisbal y Alejandro Sanz. Hace unas semanas, el jubilado español se encontró con Daddy Yankee, quien quiso sacarse una foto con él. Mientras Daddy Melquiades aprovecha sus quince minutos de fama global, el reggaetón espera a un poeta que lo abrace y le haga decir otras cosas.
Mariano Nicolás Donadío

Viernes 28 de julio de 2017 - año 16 - número 754 - día de la parerga y la paralipómena

lo insoportable
YouTube cortando los videos con publicidad

actividades de la fundación solargento
“basta de películas de precuelas de franquicias” concentración en Plaza de Mayo

mira vos, che
los óleos de Tim Arbus, el cartonero de la pintura

autobiografía en haiku
siempre fui un colgado. El/
celular me dio/
solo la excusa.



Comentarios