Larissa, la niña tres veces abandonada


Todos, alguna vez, fuimos abandonados por alguien. Por eso, cuando escuchás una historia como la de Larissa –la niña brasileña que fue devuelta tres veces por sus padres adoptivos-, te corre un frío por la espalda.
Larissa fue abandonada por sus padres biológicos en plaza de Palmas de Monte Alto, en el estado brasileño de Bahía. La ley brasileña permite desistir de la adopción después de los 30 días de iniciada la convivencia. En su camino, pasó por tres familias que la devolvieron alegando que “era insubordinada y tenía un temperamento difícil, lo que hacía difícil la convivencia”.

Hoy Larissa lleva más de dos años en casa de Rutilene de Souza, su madre adoptiva. Y la relación continúa, a pesar de las dificultades. "La niña estaba asustada y era desconfiada”, dice Rutilene. “Era como si me pusiera a prueba constantemente para ver si la quería". Larissa está dejando atrás algunos síntomas como la dificultad para la concentrarse y la confusión de identidad. Cada abandono parece ser definitivo y pone en peligro la idea de que existimos. Por suerte, después seguimos existiendo. 

La Nación. Domingo 9 de julio de 2017.-

Comentarios